miércoles, 30 de marzo de 2011



ESFINGE
de Gastón Marzio ©

Isabel, insondables somos,
la esfinge en el espejo sólo un signo de pregunta.
El fuego nos consume en el tiempo
acechados por los dioses
que tejen nuestro destino.
Isabel, somos pozos hondos donde se caen las palabras.
Habitamos en el desconcierto de un mundo
poblado de otros rostros mudos, inermes;
ríos de palabras, congeladas, de ojos ciegos.
Me siento entre muros. Una palabra en un laberinto.
Los hombres se pierden en palabras vacías.
Sólo la poesía da a las palabras,
hombres y dioses su hospedaje.
Solos como abismos en lo inconmensurable de dos soledades
pobladas de ausencias.


LA MUERTE
de Gastón Marzio ©

Cae la lluvia y el tiempo me moja. Escurro mis recuerdos, ya saldrá el sol con sus colores nuevos. El tiempo me ha despedazado. Junto mis pedazos. Esta calle cuántas veces me ha visto pasar y no me recuerda. El tiempo comienza a olvidarme, los lugares que frecuentaba ya no existen, sólo ese tiempo puro que por rendijas de nuestra vida a veces percibimos nos deshace. Somos el tiempo, somos la nada, somos el ser, somos en el conflicto.


EL AMOR Y EL TIEMPO
de Gastón Marzio ©

Isabel, cruel el tiempo juega como un niño,
tratamos de detener el río,
somos pedacitos de tiempo.
El amor con su deseo de trascendencia construye diques.
Palabras eternas de los dioses que amo.
Pero siento que soy algo del ayer.

Cómo decirte, Isabel, que el no ser también existe,
que los conceptos son como piedras de una casa que el tiempo demolerá.
Que los arquetipos no son eternos.
Y que me hundo en la noche
profiriendo ciegamente destellos de cielo
que el tiempo incendia.

POEMAS DESCONSOLADOS
Buenos Aires, El hilo y el laberinto ediciones, 2012.


GASTÓN MARZIO (Olivos, Provincia de Buenos Aires, 1975). Poeta, estudiante de Filosofía. Ha trabajado con Agustín Romano e Isabel Llorca Bosco en sus respectivos talleres de filosofía y de poesía.
El hilo y el laberinto ediciones publicó este año sus Poemas desconsolados.
Algunos de sus poemas también han sido publicados en: Con Voz Propia (convozpropiaenlared.blogspot.com), de Analía Pascaner; AERA –revista de poesía– y Azul y Palabras (gruposyahoo.com), de Alejandro Drewes; Polis Literaria (polisliteraria.blogspot.com), blog literario de Isabel Llorca Bosco, Agustín Romano y Héctor Zabala; Pluma y Tintero (revistaliterariaplumaytintero.blogspot.com), revista literaria de Juana Castillo Escobar (Madrid, España) y Vuelo 21, revista digital del doctor Alfredo Hermann.



12 comentarios:

Isabel dijo...

Gracias, Gastón, por hacerme interlocutora de este poema sobre el amor y el tiempo. Muy buenas metáforas, algunas clásicas como el río y otras originales como los diques del amor.
Muy bueno.
Isabel Llorca Bosco

Sanpaku dijo...

Hola aamgos, si no te parece mal, incluyo un link de tu blog en el mío: www.sanpaku-sanpaku.blogspot.com

Marina Centeno dijo...

Magnífica entrada. Me enlisto, si me lo permite.
Saludos.

Isabel dijo...

¿Cómo no?, amigas. Gracias por sus comentarios.
Isabel Llorca Bosco

Estrella del mar dijo...

Te abrazo con los versos, en cada poema

Anónimo dijo...

paso a leerte poeta, me encanta como escribes, intenso, vibrante
saludos
patricia corrales

Isabel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cecilia dijo...

Un gusto pasar por acá, saludos!
Marina Cecilia Kohon

Anónimo dijo...

Me encantaron estos trabajos de Gastón y sigo leyendo esta Polis literaria donde la palabra se eleva para conquistarnos. La idea de Gus de entrecruzar direcciones de blog ha sido una idea excelente que si bien necesita de tiempo y a veces no lo tenemos, la empresa hace que valga la pena conocer voces nuevas o recorrer las ya conocidas. Felicitaciones por el blog.

Lily Chavez

galáctica dijo...

Esta poesía tiene la visión de lo sagrado como característica inherente:"El fuego nos consume en el tiempo" y también la idea de la palabra como una fuerza que acomete al poeta :"somos pozos profundos donde se caen las palabras". La imagen de la vida se confunde y esfuma, el poeta llega en su búsqueda a una zona de extrema soledad:"El tiempo comienza a olvidarme" y se adentra con coraje en ese mundo, donde puede decir que" el no ser también existe". La soledad está cortada sólo por esa invocación a su interlocutora Isabel, que comparte el viaje de su espíritu. Alta poesía Irene Marks

Adrián Rios dijo...

(Y)

maria iholanda rondon dijo...

Muy bellos los poemas, muchas gracias...
http://mariaiholandarondon.blogspot.com